Historia

Historia
El Museo de Calcos y Escultura Comparada “Ernesto de la Cárcova” fue inaugurado en el año 1928 por recomendación de la Comisión Nacional de Bellas Artes y a instancias del artista Ernesto de la Cárcova, de quien lleva su nombre y que fuera el fundador y primer Director de la Escuela Superior de Bellas Artes y de la Academia Nacional de Bellas Artes. Fue pues, desde un principio un museo que cumple una función «doblemente didáctica»: reunir las obras maestras del arte clásico y que las esculturas sirvan a su vez como modelos para los alumnos de la Escuela Superior de Bellas Artes. Las clases de dibujo, modelado y pintura impartidas en sus salas han formado a varias generaciones de artistas a lo largo de sus ocho décadas de historia.

Las colecciones de este museo están formadas por copias hechas mediante la técnica del vaciado o de moldes sacados de los propios originales; por lo tanto son exactamente iguales a éstos, hasta en los más mínimos detalles.

Reúne una colección de calcos de obras maestras, que van desde el Arte Egipcio y Caldeo - Asirio, pasando por el Arte Griego, el Greco - Romano, el Arte Medieval Románico - Gótico, el Renacimiento y el Arte Oriental. En época más reciente pudo incorporar una valiosa colección de calcos de las culturas de América Central. Uno de los cuales es la única pieza existente en el mundo, ya que el original resultó prácticamente destruido, y el otro calco que se conservaba en el Museo de Berlín, Alemania, se perdió en la Segunda Guerra Mundial.

Los calcos se incorporaron al Museo en distintas épocas y de distintas procedencias. Un buen número de reproducciones provino de Alemania en 1910, con motivo de presentes para la Exposición del Centenario y posteriormente fueron cedidas al Museo.

Otro conjunto de calcos (compuesta principalmente por las denominadas esculturas de bulto de gran tamaño), fueron incorporadas entre de 1923 y 1928, producto de varias adquisiciones y donaciones.

En 1935, doscientos calcos de esculturas egipcias, asirias y babilónicas fueron cedidos por el Museo Antropológico y Etnográfico “Juan B. Ambrosetti” de la Facultad de Filosofía y Letras, a la Dirección Nacional de Bellas Artes, la cual envió una parte al Museo de Calcos y Escultura Comparada “Ernesto de la Cárcova”.

Debemos sumar a este valioso acervo la Biblioteca que alberga importantes libros de arte y la Colección de Estampas (Grabados) que contiene las obras de artistas formados en la institución, entre ellas las obras de Aída Carballo.

El Museo constituye el más importante de su género en América del Sur, además de ser el más antiguo. El valor de su colección reside precisamente en la notable calidad de las reproducciones que alberga. Las piezas que se exponen en su antigua sede, la mayoría correspondientes a la época de la Grecia Clásica, son primeras copias de las obras originales; expuestas en museos como el Británico, el Louvre o la Academia de Florencia.
  • El Museo Ernesto de la Cárcova
  • El Museo Ernesto de la Cárcova luego de la Remodelación
  • El Museo Ernesto de la Cárcova luego de la Remodelación